Identifica tus valores a la hora de emprender

Identifica tus valores antes de emprender
Identifica tus valores antes de emprender
Identifica tus valores antes de emprenderk

Identificar tus valores antes de emprender un negocios online es una de las tareas más importantes que tienes que hacer.

Aunque muchos, nunca se toman el trabajo de hacerlo.

¿Por que te estarás preguntando?

La respuesta es simple, porque no es tarea fácil.

No basta con mirarse un tutorial en Youtube de cómo configurar tu blog en una hora.

Eso es tarea simple, tan simple que con unos dolares puedes pagarle a otro para que lo haga.

Pero, identificar tus valores te corresponde a ti. Esta tarea no puede ser delegada.

En escuela negocios digitales sentimos que los valores son los pilares fundamentales para que cualquier emprendimiento y organización funcione y sea sostenible en el tiempo.

Por eso antes de comenzar tu proyecto debes tener claro tus valores, y estos deben ir de la mano del proyecto, la congruencia entre valores y emprendimiento es un requisito indispensable.

¿Por qué son tan importantes los valores antes de emprender?

En el tiempo que llevamos ejerciendo la profesión de Coaches, nos hemos encontrado muchas personas que confunden valores con creencias.

Los valores son como las carpetas de un ordenador, y las creencias son lo que dicha carpeta tiene dentro de ella.

Te daré un ejemplo para dejarlo bien claro.

Tengo la carpeta “amistad” que es un valor.

Y dentro de ellas se encuentras las creencias por ejemplo:

  • Los amigos se cuentan con los dedos de una mano
  • Es mejor tener muchos amigos porque sabes que si falla uno puedes contar con muchos más
  • Los hombres y las mujeres no pueden ser amigos

Estas son creencias, provienen del mundo que nos rodea, de dónde crecimos, de nuestros padres, de la escuela a la cual acudimos, etc.

Ambas declaraciones son correctas, la diferencia es que las creencias las que hemos adquirido a lo largo del tiempo.

Dejando en claro la diferencia de valores con creencias, te invito a seguir hablando de valores. ¿Sabías que existen dos tipos de valores?

Ellos son los valores enunciados y los valores vividos.

¿Qué son los Valores Enunciados?

Los valores enunciados son aquellos que decimos tener, por ejemplo “soy una persona alegre”, esos que cuando hablas de valores sueles decir que es lo que valoras en la vida.

Muchas veces ni siquiera son de tu propiedad, sino que los fuiste adquiriendo con el pasar del tiempo pues piensas o crees que te hace mejor persona.

¿Qué son los Valores Vividos?

Por otro lado, tenemos los valores vividos que son los que realmente vivimos día a día. Los que las demás perciben en nosotros

¿Porque es importante tener en claro que estamos viviendo los valores enunciados?

Te daré otro ejemplo si dices ser una persona alegre y en la realidad lloras dos veces al día por la situación que sea, eso quiere decir que no estás siendo congruente con tu valor fundamental que es la alegría.

Al darte cuenta de que esto te está pasando, tendrás un quiebre en la situación que estás viviendo y podrás tomar acción de una manera más sencilla, siempre y cuando tengas en claro tus valores fundamentales.

¿Te has dado cuenta de la importancia que tiene conocer tus valores fundamentales tanto para tu vida personal como para tu emprendimiento?

Estudios realizados indican que un gran porcentaje de organizaciones se está volcando a trabajar los valores de su personal.

En Europa y Estados Unidos ya es común trabajar con Coaches que ayuden a reflexionar a las personas de la organización, esto incluye del primero al último en el escalafón, juntos diseñen la visión y misión de la organización.

Esto hace que todos tengan una misma visión y misión en común y por ende dicha organización perdure en el tiempo.

En esencia, una organización no es más que un conjunto de personas y estás son las que intentan llevar a buen puerto los objetivos por la que fue creada la organización.

Para que las personas se identifiquen con la organización, ésta debe permitirle satisfacer sus necesidades y deseos, es decir permitirle alcanzar sus propias metas y fines.

Aquí donde los altos ejecutivos se han dado cuenta que es importante subrayar que los alicientes no se refieren solo a cosas materiales, como bienes tangibles sino también y cada vez más importante en nuestros días, a la posibilidad de superación personal, respetar y alinear los valores del personal con el de la organización, el sentimiento de ser un factor clave dentro de ella.

A un empleado solo le interesará permanecer en la organización si ésta le permite satisfacer determinadas necesidades y expectativas.

Dejando de lado las organizaciones, volvamos a hablar del emprendedor que recién tiene una idea o está iniciando su proyecto.

Es de vital importancia conocer sus valores fundamentales, para manejar la congruencia entre el proyecto y la persona.

¿A qué me refiero?

Llevar a cabo un emprendimiento que no sea congruente con tus valores fundamentales puede causar enfermedades como el estrés, depresión,  enfermedades cardiovasculares e inclusive pueden llevarte a la muerte.

Cómo dicen, una imagen vale más que mil palabras, por eso te dejaré otro ejemplo para intentar ser más claro.

Si tu valor fundamental es la familia, tu emprendimiento no va a poder ser un proyecto que te requiera muchos días fuera de tu casa. Si ese proyecto te requiere fuera de tu casa 200 días de los 365 días del año.

Tu emprendimiento estará en disonancia con el valor de la familia y eso hará que te sientas mal, incluso te generará algún tipo de enfermedad debido a la incongruencia entre tus valores y el emprendimiento.

Para cerrar este artículo te dejaré una pregunta para que analices

¿Has tomando en cuenta tus valores fundamentales en tus emprendimientos?

Espero que sí, pero si nunca te has puesto pensar cuales son los valores que guía tu vida. Te invito a reservar tu sesión gratuita de descubrimiento.